En envejecimiento, esta etapa de la vida que hoy en día cada vez es mas visible y esta en el centro de distintos analisis. Ya sea desde el fenómeno demográfico, social o económico esta sociedad cada vez mas envejecida necesita adaptarse a esta nueva realidad.

El primer paso quizás consista en aceptarla en nosotros y en los demás viviendola como lo que es una etapa mas de la vida, un presente el cual seguramente podemos entender más y mejor justamente porque tenemos un pasado extenso.

Podríamos comenzar diciendo que la vejez es diversa, tan diversa como cualquier otra etapa, uno de los grandes problemas de la vejez es que se ha «homogeneizado», ¿todos los jóvenes son iguales? una panda de irresponsables juerguistas e indisciplinados….sería bastante erróneo realizar esta afirmación, no obstante es mucho mas común pensar o decir que todos los viejos son iguales.

 

 

¿Por qué las vejeces?

Antes de continuar aclararé porque utilizo el término «vejeces» que aquí en España no es muy utilizado pero en Argentina y otros paises de latinoamérica si que es utilizado con frecuencia y creo que describe muy bien lo que quiero transmitir en este artículo.

Los significados y construcciones en torno a “la vejez” se definen en el seno de cada sociedad y de los grupos que la componen. Por ello, el proceso de envejecimiento debe ponderarse desde un enfoque integral que considere los factores biológicos, socioculturales, psicológicos y contextuales que lo modelan a lo largo del tiempo, resultando en vejeces diferenciales. (Extraído de un estudio realizado en las XIII Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2019. Cuyas autoras son María Felicitas CIRIACO – FCNyM (UNLP.)
Carol Jeannette ARANEDEA – FCNyM (UNLP.), cuyo texto completo lo podéis ver aquí

Son muchos los factores que influirán en nuestra forma de envejecer o transitar nuestra vejez, como se indica el párrafo anterior, nuestra historia, educación, entorno sociocultural, nuestra económia, creencias, gustos, experiencias, genética, costumbres y sobre todo nuestra actitud tendrá mucho que ver en este proceso

Planificar

 

Una buena forma de afrontar esta etapa es con una buena planificación (sin olvidarnos de vivir el presente claro). Establecer objetivos y pensar que nos gustaria hacer en esta etapa es importante, el hecho de tener metas constituye una motivación ( la etimología de esta palabra proviente de movimiento + acción) y eso hace que nos mantengamos ilusionados y activos.

Tratar de quitar todas aquellas preocupaciones que sean posibles, para que ocupen un espacio en nuestro día a día, (y aquí sale mi lado mas legal) todo aquello que podamos dejar «arreglado y estipulado» mejor (testamentos, voluntades anticipadas, disposiciones, seguros etc)

Así como cuando somos mas jóvenes planificamos ciertas cuestiones (que no siempre salen como lo hubiéramos deseado), lo mismo podemos hacer con esta etapa de la vida.

Me gustaría que este lectura, te «mueva a hacer algo»….te propongo que cojas un papel y un lápiz o tu ordenador y hagas una lista de aquellas cosas que te gustaría hacer.

 

 

Te daré una serie de consejos a tener en cuenta:

Proponte objetivos retadores (que hagan que tengas que esforzarte).

Alcanzables (que no sean imposibles para tí)

 Que puedas medir (valorar con hechos concretos si los has conseguido o no

Si es una meta u objetivo muy grande puedes dividirlo en varios objetivos mas pequeños

Ponte un plazo para conseguirlos

Muchas personas en el mundo son personas mayores ….diferentes en muchos sentidos ¿aún crees que podemos hablar de «la vejez»?

%

De la población mundial tiene mas de 65 años